Un clásico triunfo: Colo-Colo se reencontró con su fútbol en inapelable triunfo sobre Universidad de Chile

El Cacique aprovechó la fragilidad futbolística de su rival para vencer por 4-1 en el Monumental.


Colo-Colo se adjudicó la edición 191 del superclásico del fútbol chileno tras golear este domingo por 4-1 a Universidad de Chile en partido disputado ante más de 30 mil almas en el Estadio Monumental.

Albos y azules se enfrentaron en el marco de la quinta fecha del Torneo Nacional en un partido que le permitió al cuadro popular dejar atrás tres fechas sin sumar triunfos y, de paso, extender su superioridad histórica sobre el archirrival jugando en el recinto de Macul.

El equipo de Gustavo Quinteros fue una verdadera tromba en el arranque del partido. Los albos comenzaron presionando en todos los sectores y sacaron provecho de la fragilidad de la defensa visitante para adelantarse en el marcador.  

En los 9´ Gabriel Suazo avanzó en diagonal, tiró el centro al área, el balón se desvió en Bastián Tapia y descolocó al portero Hernán Galíndez, quien fue a buscar por primera vez el balón al fondo de su arco.

Los hinchas no paraban de festejar en Macul cuando en los 11’ Pablo Solari buscó sorprender al portero visitante y su remate lo devolvió el travesaño. El balón lo atrapó Gabriel Costa, quien marcó su tanto y se fue directo abrazar al DT del Cacique, agradeciendo la confianza ante su irregular rendimiento.

Todo era para los albos y en los 15’ pared en el área entre Esteban Pavez y Juan Martín Lucero y el canterano sacó un derechazo alto que se metió en el ángulo derecho, marcando el 3-0 y desatando la algarabía de las socias, socios e hinchas presentes en el estadio y de millones a lo largo del país.

El rival, que estaba golpeado en lo futbolístico y en lo anímico, intentó una reacción cuando en los 16’ el juez Roberto Tobar cobró lanzamiento penal tras una dudosa infracción de Emiliano Amor a Ronnie Fernández. En primera instancia Brayan Cortés desvió el disparo del uruguayo Cristián Palacios, pero el VAR acusó al portero colocolino de adelantarse en la ejecución y ordenó repetir el lanzamiento, en el que el charrúa envió el balón al poste.

Sobre el final de la primera fracción, de estar más finos el Cacique en ofensiva, se pudo aumentar el marcador ya que Lucero sacó un frentazo que se fue desviado y luego Maximiliano Falcón, también de cabeza, ganó por alto tras un tiro de esquina y su frentazo fue desviado por el poste izquierdo del arco que le da la espalda a la avenida Departamental.

En el complemento, lejos de sacar el pie del acelerador, Colo-Colo siguió dominando el partido y con la presión alta buscando evitar la salida limpia del rival.

En los 54’ llegó el cuarto tanto, con una rápida salida del Cacique con Gil habilitando en profundidad a Lucero, éste que hace la pausa y habilita a Gabriel Costa, quien define con frialdad ante la salida de Galíndez.

En los 68’ Tobar y el VAR cobraron lanzamiento penal tras leve desplazamiento de Gabriel Suazo sobre Fernández y Palacios se tomó revancha ante Cortés y anotó el descuento estudiantil.

Sobre el final, Christian Santos tuvo la oportunidad de anotar el quinto tanto, pero su disparo de tiro libre fue sacado prácticamente en la línea por el portero rival, el que terminó el partido con nueve jugadores tras las expulsiones de Moya y Tapia.

Tras el pitazo final de Tobar, además de sumar tres puntos, Colo-Colo acumuló en 191 superclásicos 88 triunfos (323 conversiones), 48 por los azules (238 tantos) y 55 igualdades.

En la próxima fecha Colo-Colo visitará a Deportes Antofagasta, partido agendado para el lunes 14 de marzo a las 18:00 horas en el Estadio Zorros del Desierto de Calama.

CSD CC