CSD Colo-Colo adelantó la Navidad con nueva y fraternal visita al Hogar Los Ceibos

En conjunto con la Fundación Colo-Colo Social voluntarias y voluntarios entregaron regalos y realizaron mejoras en la infraestructura del recinto.


El Club Social y Deportivo Colo-Colo, en conjunto con Fundación Colo-Colo Social, celebraron en el Hogar los Ceibos de Coanil una nueva versión de la tradicional Navidad solidaria, actividad que se desarrolla gracias a un arduo trabajo y compromiso de socios, socias e hinchas del Club.

Además de la colaboración de voluntarias y voluntarios del Club, la jornada contó con la presencia de Marcela Espina, ex capitana de la rama de básquetbol del Club y directora de la Fundación Colo-Colo Social, además de Victoria Aravena y José Serey Marín directores del Club y la Fundación.

En el lugar, hubo una cuadrilla que se dedicó a hacer mejoras en el recinto, entre ellas pintado de pasillos y arreglos de bancas, entre otras. La segunda estuvo dedicada a la cocina, donde destacó Mónica San Martin quien preparó un exquisito cóctel para cambiar la temática de los últimos años en cuanto a la presentación final para entregar a los usuarios dignidad en el servicio final, menú celíaco incluido para las restricciones de muchos de ellos.

En tanto, el tercer grupo se dedicó a la entretención de los niños y niñas, entre los puntos altos de este estuvo la intervención del Circo Jozic quienes interactuaron con los niños en una muy entretenida tarde.

En la jornada también se hizo entrega de ropas, alimentos, juguetes, dulces, entre otros artículos. Además, un regalo que se buscó especialmente desde el área y que fue una Tablet para ayudar a niñas y niños a potenciar sus capacidades cognitivas.

“La visita a Los Ceibos siempre significa un honor y un orgullo desde que fui invitado hace más de 10 años por socios y socias de Arellano nunca he dejado estar, menos aún si es una actividad del Club el que lleva los valores del gran David y nuestro sello como colocolinos que es la solidaridad y la integración”, comentó José Serey Marín.

“Abrazar a uno de estos niños es una sensación única y una alegría para el alma que renueva el espíritu mismo. Hacer servicio a nombre del Club que amamos es aún más emocionante porque es la misma pasión y amor que se ve en la cancha, nosotros la llevamos a estos espacios representando a cada socio e hincha con profundo respeto y amor en estas acciones.”, argumentó

En tanto, Marcela Espina manifestó que esta visita “fue muy especial ya que se realizó a niñas y niños que necesitan mucho cariño, atención y apoyo. Estoy muy contenta de haber participado de esta actividad y hago un llamado a todo el pueblo colocolino para que nos pueda ayudar en esta actividad, la que es muy enriquecedora en lo personal”

Por su parte, desde la Fundación Coanil, Pamela Tobar, jefa administrativa del Hogar Los Ceibos, agradeció la visita de las colocolinas y colocolinas comentando que “en nombre de nuestros jóvenes y trabajadores del Hogar Los Ceibos les damos las gracias por la labor que realizan cada año. Ellos el sábado estaban felices por su presencia, por sus regalos y sus dulces. Agradecemos por hermosear nuestro entorno y a cada uno de los que aportaron para esta labor.

“Gracias por hacernos sentir parte importante de ustedes, prácticamente somos una sola familia. Gracias a todos los integrantes del área de Desarrollo Social del Club Social y Deportivo Colo-Colo por hacer feliz a nuestros jóvenes y esperamos seguir contando con vuestro apoyo y solidaridad”, cerró.

El área de Desarrollo Social del Club Social y Deportivo Colo-Colo agradece la colaboración y el compromiso de colaboradores, socios, socias e hinchas, a las Rutas Albas, a la Familia Marín, especialmente a todos los voluntarios y voluntarias del Club Social que, sin dudar, dan su tiempo y engrandecen a la institución. Ellos son un pilar fundamental para nosotros como Club y les estamos profundamente agradecidos.

CSD CC