Con Arellano en la Memoria: Historiador y Escritor colocolino destacan la figura y legado del primer capitán albo en el desarrollo del fútbol chileno

Este 29 de julio se cumple un nuevo natalicio de quien es fundador y mártir de nuestra institución.


Hablar de la historia de Colo-Colo es hablar de David Arellano Moraga, quien nació el 29 de julio de 1901. Fue un profesor normalista y jugador de fútbol que luchó por los derechos igualitarios de sus compañeros de Magallanes, renunciando a dicho Club junto a "Los Rebeldes" de 1925 por falta de oportunidades y decidiendo fundar un nuevo Club: lleno de valores, que buscaba profesionalizar el fútbol y que hasta la fecha vive arraigado profundamente en el corazón de millones de personas.

A 121 años del natalicio del primer capitán del Cacique, Álvaro Campos, integrante del área de Patrimonio del CSD Colo-Colo y Sebastián Salinas, autor del Libro “Por Empuje y Coraje” que repasa la historia de Colo-Colo en toda su etapa amateur, repasan la historia de quien fuera un estudioso de las tácticas de sus rivales y que en ella aprendía y aplicaba después en el Club que desde sus inicios marcó pauta en el país.

“David Arellano es el motor de la Fundación de Colo-Colo junto con su hermano Alberto. Es el líder indiscutido y quien tiene la visión de porqué es necesario irse de Magallanes. Fue el primer jugador chileno en ser goleador de una Copa América y Colo-Colo es el primer equipo chileno en instaurar un entrenamiento obligatorio extra, y a veces entrenar los fines de semana cuando no se jugaba. Es ese entrenamiento extra el que hace que Colo-Colo marque diferencias suficientes para ser llamado el equipo invencible en el año de su nacimiento”, comentó Salinas.

“Sino hubiera muerto David Arellano en 1927 el desarrollo del fútbol chileno hubiera sido más acelerado, hubiese tomado un camino diferente, nos habría ido mejor en el Mundial de 1930 y en la época del 30. Lamentablemente murió muy joven y eso hace que se pierda el líder. Creo que va a tardar mucho tiempo para que Chile vuelva a tener una nueva camada de gente tan destacada como él”, agregó.

Por su parte, Álvaro Campos, quien además participó en la reedición del libro “El Deportista Mártir” que escribió Alberto Arellano en 1929, destaca el rol de David Arellano durante la gira realizada por Europa durante 1927.

“Era muy lector, muy interesado en el teatro, en la música, el folklore. Era quien tocaba la guitarra en los viajes. David tenía un liderazgo más allá de la cancha. Era quien todos escuchaban cuando hablaban”, comentó.

Durante la gira por Europa, y luego de ganar Colo-Colo por 6-2 a Real Valladolid en España, llegó ese fatídico 1 de mayo de 1927 cuando en la revancha ante el mismo rival recibió un golpe en el minuto 35. De aquel golpe no se recupera y sufre una peritonitis traumática que le quita la vida trágicamente el 3 de mayo de 1927.

“Falleció muy joven y con 24 o 25 años hizo una revolución en el fútbol chileno que se mantiene hasta el día de hoy”, manifiesta Sebastián Salinas.

“Esta tragedia marcó mucho al pueblo chileno, él que se llena de dolor, pero también de orgullo porque cuando muere David Arellano muere como héroe. Ese dolor y ese orgullo es una mezcla que sella el pacto entre Colo-Colo y el pueblo chileno”, agrega Campos.

Tanto Salinas como Campos coinciden en señalar que sin David Arellano Colo-Colo no es lo que sería, por mucho de que él haya estado solo dos años. Ese es un legado que se inicia aquel 3 de mayo de 1927 y que durante 97 años su recuerdo siempre ha guiado a Colo-Colo por la senda triunfal.

 

 

CSD CC